Quizá porque el verbo, el que nos mueve o nos detiene... a menudo no corre de nuestra cuenta.

jueves, 9 de agosto de 2012

Parece que se va...



... pero cómo cuesta...¡Dios! Primero aprieta. El corazón estrujado por manos gigantes que se desplazan allá por donde quiere latir. Bum...bummmm ... entre los dedos despistados puede apenas bombear y se insinúa el riego. Bum... bum... bummm... Cuando las uñas afiladas logran hincar sus garras, sangra como un lamento; lamento herido, poroso... Pequeñas hendiduras por donde se filtra el Amor si quiero en ello ver Amor. Y quiero. Quiero creer que quiero. Lo deseo. Tengo deseos de desear que todo acaba en un mar calmado en el que el sufrimiento son regalos. Cantos rodados, conchas que albergaron perlas finas... el agua resbalando sobre las hojas agrietadas...

El corazón de madre es presa fácil. La conciencia antaño sometida ... más. Los arañazos retumban en la ladera de la montaña. Hay eco. Cosquilleo que quiere olvidar y le resulta complicado. Poco a poco parece que se va. Vuelve. Con una intensidad rebajada. Y el esfuerzo es menos importante que el abandono en una ola que te mece con ritmos sencillos, acompasados... 


martes, 31 de julio de 2012

Fin y Principio.



Será que me hago mayor... En general, la gente focaliza una ilusión soñada una tarde fría de invierno, planes exóticos, expectativas distintas y originales, escapadas a lugares con paisajes "de postal"... en las vacaciones de verano. A mí también me pasaba. Me montaba la película, larga casi como "Lo que el viento se llevó" y ahora no pasa de un trailer de peli cotidiana. Un Fin de Julio poco estimulante; nadie que me  importa me ha  incluido en sus planes. Mañana, Principio de Agosto, parece que sigue esa inercia de individualismo. Todos muy buena gente. Todos currantes. Esparcimiento necesario que va por barrios variados. Desembocan en esta especie de plaza de pueblo que es el hogar que sujeta mamá.   Y mamá lucha entre el ser y el deber ser. Se desparrama el ser y las miradas perplejas delatan comprensión cero. 


Veremos mañana. Soy ya mayor como para saber que hay cosas que no tienen demasiado arreglo. Compro un mono y lo peino. 

domingo, 29 de julio de 2012

Martas



"Marta significa: "señora; jefe de hogar".

En Betania, un pueblecito cercano a Jerusalén, vivía una familia de la cual dice el Evangelio un elegio hermosísimo: "Jesús amaba a Marta, a María y a su hermano Lázaro". Difícil encontrar un detalle más simpático acerca de alguna familia: eran muy amados por Jesús"


Hay algunas Martas que han acompañado momentos de mi vida. Todos importantes. Destaco algunas.

La Marta morena de la juventud... de las escapadas para ver el mar en una ciudad que vivía de espaldas al mar... de confidencias... de reposo del alma. Querida Martona... Una luz en la oscuridad de la metrópoli...

Marta paracaídas... Tan mayor y todavía no sabía caer sin romperme la crisma. Refugio necesario para caminar con mis propios pasos. Ahora ya sin ella, el golpe lo amortiguan mis pies... Algunas de sus canas llevan mi nombre. Marta discreta y concienzuda. Tu querer fue como el de Salinas, "sacar de ti tu mejor tú"... Gracias siempre...

Marta redescubierta, risueña y tierna. Tenía un tesoro guardado y destapa esa caja de pandora con esencias frescas... Amable -digna de ser amada-  y , quizá ella no lo sabe, corazón que  aglutina, rescata y contagia optimismo y buen humor. Bella... por dentro y por fuera. Marteta...

Hay más que tres. Pero por orden cronológico, ellas son y serán un trípode. Si cierro los ojos y las visualizo... sonrío con Martona y Marteta... Momentos tiernos, como caricias... Y Marta lejana... Con su recuerdo se me escapa alguna lágrima. No era necesario que hubiéramos sufrido. Las cosas fueron así y las damos por buenas, ¿verdad?

Ellas tres y otras tantas... Hoy una oración especial para mis Martas. Oración del corazón para que el Creador derrame todas sus bondades, las arrope, las cuide. Yo solo sé quererlas. 

Una canción con mar... Un beso mediterráneo...

  




sábado, 28 de julio de 2012

Un día de esos.


Robert Doisneau
El batiburrillo emocional me suele desordenar el cerebro y coloco en el podio lo que debería estar en la cola, cuelo en tercer plano lo que igual debería andar rezagado, y en el pelotón de los torpes se arrastra lo importante. Mi Sur más tórrido y sofocante escupe gotas saladas... de llanto y salpicaduras de un mar embravecido ... empañando el Norte más frío y racional. Ese equilibrio tan precario se va al traste. La claridad prácticamente desaparece ... aunque, afortunadamente, no del todo; pero las luces tenues e indirectas no alumbran la estancia del alma y, a cachos, la penumbra apenas deja asomar sombras fantasmagóricas y distorsionadas.  


Hoy es un día de esos... Escribo. TE escribo aunque no me leas. Prefieres saber de mis labios... con esa media sonrisa que fuerzo para disimular, quitar hierro... y a la que ya estoy acostumbrada. No quieres leerme. Te da pánico, vértigo a veces... No te preocupes. Sigo siendo yo. Y hoy... todo este batiburrillo no es más que añoranza. 


jueves, 26 de julio de 2012

Sí... lo haré otra vez...



de otra forma, sin tantas ideas preconcebidas.  De momento con la muleta de Carlos Goñi en Recuerda que eres hombre. Ya sé. Es muy básico, pero a veces hay que volver a repasar los mínimos para reconstruir. Regresar al origen. Rumiar el porqué y el para qué. Montar despacio los cimientos para que la casa del ser humano no la barra el vendaval ni caiga con el primer golpe de un tsunami. Una buena argamasa que clave los pensamientos que por evidentes no son menos importantes. Sabe a miXta...

sábado, 21 de julio de 2012

Justos como en el cielo.


Todos los españoles somos parientes... Parece ser que tenemos una "prima" en común que las pasa canutas y para más INRI se llama Riesgo. La patata se acelera escuchando la actualidad retransmitida con los mismos vocablos, variantes numéricas que siempre pintan mal. Ahora mismo, con rascarse los bolsillos,  observar que solo hay calderilla y todavía no ha llegado septiembre ni la resta de la extra de Navidad... puede llegar a ser acongojante. Sí. También el resultado  de esa leve variación de fonemas. Tot plegat es acojonante. No vale la pena ponerse a calcular. Ya llevamos tiempo con esta práctica y prácticamente no se puede suprimir ningún gasto más. ¿Sobreviviremos? Seguro. Vida monástica y demos gracias por el pan nuestro de cada día.  No se me ocurre otra alternativa. Por lo menos los que  llevan una vida monástica comen. Hay ciudadanos  que ni eso. Y dánosle hoy... que mañana ya veremos.

Inevitable "Hay que vivir"... con lo estrictamente necesario.


jueves, 19 de julio de 2012

... o no dormir.


Esta es la cuestión. Qué poco dura lo bueno... Naaaada. Palillos en los párpados y batiendo mi propio  récord.  Me mandan unas pastillitas para que las neuronas no funcionen por la noche con la misma velocidad que en la vigilia. No sé ni para qué estoy escribiendo este párrafo. Supongo que es mejor que enfadarme. Para algunos,  desembuchar en un espacio en blanco supone una buena katarsis. El asunto parece una nimiedad; no obstante diría que cuando catas la agilidad diurna que provoca el descanso nocturno es lo más parecido a que te muestren un caramelo, te dejen lamerlo y lo tiren a la basura. 


¡Pastillicas! Las mando a tomar... Fantástico el anuncio de Fanta. Lo mejor, lo que no se dice y/o se substituye.


martes, 17 de julio de 2012

Dormir.


Ilustración : Igor Morski

Empiezo a conseguirlo. Hoy ha fallado, pero me da tiempo a pensar sobre ello. Viene a ser como el post anterior con una perspectiva opuesta. Uno no se da cuenta de determinadas carencias que hacen callo... que ni recuerdas cuándo empezaron  a ser costumbre... hasta que cambia la tendencia. Y piensas... ¿cómo me mantenía en pie? 

Claro que lo piensas a posteriori -fea expresión aunque en este caso es la correspondiente-. Y entiendes la irritación que no es más que falta de descanso... incluso la bolas mentales que obedecen a una causa de fácil deducción: unas neuronas con actividad frenética que no se toman vacaciones.

Y fastidia un pelín que, al final, cualquier historia de este estilo se resuelva con una pastilla de un color atractivo. Y después das gracias al facultativo por haber dado con ella. 

La psiquiatría, en determinados sectores, todavía es un tabú. Y reconocer abiertamente que eres usuario, sorprende. No me extrañaría que una de las conclusiones del receptor fuese añadir un grado más a la supuesta locura solo por el hecho de tratar el tema sin tapujos. ¡Pero si el mundo podría dividirse entre la minoría que no sufre jamás desequilibrio alguno y el resto de la humanidad...! A qué tanto rincón para esconder lo que ya no es ni debe considerarse una anomalía atípica. 

Un saludo solidario a los que les aturde el insomnio, aunque sea intermitente... 

viernes, 13 de julio de 2012

La vida es bella



...a pesar de todo lo que pesa. Será porque pesa y sientes que arrastras algo y no estás sumido en el vacío. Quizá para echarle un ojo a lo bello, para percatarse de la hermosura de seguir vivo, ha venido bien un precipicio. Tal vez para saber que el sol calienta haya tenido que pasar frío. Puede ser que descubra el amor cuando ha faltado durante un tiempo. Y se goza de la salud cuando la enfermedad te ha sitiado y acorralado con alambres de espinos. 

Y tener sueño por la tarde por ver amanecer y contemplar el primer rayo que ilumina la tierra; el primer milagro del día que nos regala el Creador.

jueves, 12 de julio de 2012

Indignaciones individualizadas (II)


- Más cosas... Seguro que hay más... 

-La pretendida y asumida superioridad moral, esa altivez del que cree que debe "adoctrinarte". Porque sí. Porque, como dice una  buena amiga, está sentado ya -en esta vida, en carne mortal-  a la derecha de Dios Padre. Personas de juicio rápido y atolondrado, que creen que una sola mirada y de reojo basta para haber buceado por el océano del alma del que está enfrente. A veces no vale la pena pararse un instante en escuchar sus veredictos, por poco atinados. Pero a veces, algunas veces... la punta de la lengua es afilada y hacen daño. ¿Quién se cree un quién autorizado para señalar quién eres, en quién debes confiar, a quién debes seguir? 

A menudo me paro a observar ... Me fijo en los mal vistos, poco reconocidos, "estúpidos del mundo" (según el mundo) que saben mejor que nadie qué vale un peine. Sus respuestas ante las grandes incógnitas son sencillas, el resultado de haberse codeado con los mil avatares de la vida. No se atreverían a sentarse ni siquiera a la derecha de un pordiosero. Tampoco saben que son tan afortunados como el filósofo y solo sé que no sé nada no es una sentencia aprendida en el aula.








miércoles, 11 de julio de 2012

Indignaciones individualizadas (I)



No tengo nada en contra de los indignados. Solo que me parece que se intenta globalizar en un colectivo (detesto este vocablo de origen marxista, pero a veces te da por escribir algo que te da rabia. Sueltas adrenalina...) las personales e intransferibles indignaciones. Me caen mejor los perroflautas que los medaigual. Mejor un buen puñetazo en la mesa que vivir de puntillas sin hacer ruido. 


Hace poco, ante esta tendencia a la irritabilidad, alguien me preguntó: "Sin pensártelo demasiado, di qué asuntos te provocan estos enfados apocalípticos". La superficialidad y el derroche, a partes iguales y combinado... Será por los tiempos que corren. Pero ahora mismo me escandaliza... lo veo como un mofa despiadada ante la hambruna y la miseria de muchos. No hay que correr demasiados kilómetros para toparte con pobres vergonzantes que les falta un suspiro para tener que abandonar su hogar, que deben alimentarse en comedores sociales... ¡que les faltan los mínimos! Esos derroches... ¡Cuántas familias podrían mantenerse durante un tiempo largo con el dispendio de una fiestuki ... !¿Se puede? Pues  das. ¿Puedes y no se te ocurre darlo? No entiendo cómo es posible dormir a pierna suelta , con barrigas llenas de viandas exóticas y alcohol hasta las cejas de Vegas Sicilia y Champagne francés...sin mala conciencia. 





domingo, 8 de julio de 2012

Con la despensa llena...



Allá... afuera... la algarabía de los veraneantes y el ruido de las chanclas arrastrándose a pesar de que hoy no ha lucido el sol. Risas,  algún grito... tío, que  no empujes... A veces imagino estas vidas que veo todos los estíos y conozco superficialmente... Los chicos crecen de año en año. Y los mayores se mantienen hasta que llega un día que adviertes un bajón, muchas más arrugas, achaques... El tiempo es implacable. No se detiene para nadie. Ausencias que adviertes de repente. ¿No sabías? Murió hace unos meses... Las condolencias de corazón. Te paras y piensas. Nunca más. Ya no volveré a verlo paseando por la orilla, despacio, con el agua hasta los tobillos para aliviar la mala circulación. Parece mentira... Qué poco recordamos que la muerte es una vecina que tiene la paciencia de llamar a la puerta el día que tenemos la despensa llena... 


Ahora... esta temporada... el tema me echa para atrás. Tiro de las sobras y hace tiempo que no cargo el carro. La despensa con telarañas. Todavía quedan bastantes semanas para un buen inventario y una lista completa. El verano apenas acaba de empezar. O así me gusta pensarlo... Temprano madruga la madrugada... y son instantes que no tienen por qué ser vacíos. 



sábado, 7 de julio de 2012

K.O. ...(y gracias)



de recordar, vomitar, llorar, sacar, volcar... Hasta el próximo viernes. Agotada pero con un hilo de esperanza. Gracias, doctora. No quería dejar pasar la jornada, aunque no me respondan los dedos, sin el profundo agradecimiento a los que se dedican a sanar el alma y te escuchan como si no existiera nadie más en el mundo. 


Y hemos brindado por ello. Esa piña...

jueves, 5 de julio de 2012

¿Aprender a vivir...?

Imagen obtenida del blog "Saltando Muros"

Se acerca el día de la visita. Mañana por la mañana. La ley de Murphi es implacable y voy a trasladarme sola. Casi lo prefiero.  Iré anotando. Debo aprovechar la oportunidad que se me brinda para no dejar nada por decir... nada sin especificar... Huir de la divagación y ser cruel conmigo misma. Es así... Y se denomina crueldad. Reconocer y exponer los aspectos más recónditos de la locura suma muchos grados de sufrimiento. La katarsis es dura pero necesaria. Y tengo miedo. Al cambio de medicación, a destapar hasta qué punto la labilidad emocional se ha disparado en poco tiempo... llegando a picos álgidos. Temor a las consecuencias de contar qué lugares no puedo pisar, qué personas no puedo rozar, qué palabras no puedo escuchar... sin que yo misma sea una bomba de relojería. En tantas ocasiones creo que me abandona lo que define al ser humano. Me ronda la idea de que exista la posibilidad de ser pelota-persona... que se aniquila a ratos sin silbato que anuncie lo que se precipitará a pesar de las rocas punzantes y las escarpadas. Y resuenan las palabras del Santo Padre: Dios te amó primero. Me lo creo. ¿Quién me va a ayudar a que mi entorno más directo también lo sepa? Busco respuestas a este cambio profundo. Respuestas que son causas... no culpas. Dentro de unas horas llega la larguirucha. Confundo su sombra con la mía. Intuyo un dolor que no puedo jurar... y no puedo desasirme de estos pensamientos funestos que le auguran un itinerario clonado al de su madre. Y el terrícola que da vueltas a mi alrededor ... Estará ausente hasta la noche. Y la noche concentrará el sudor de toda la jornada. 

Mañana se me antoja muy tarde. Ahora sería capaz de desparramar todo sin dificultad. No sé mañana... Facultativa nueva... Pánico a no poder desasirme de lo que he estado escribiendo en la conciencia y preciso borrar o tachar o reescribir con metáforas que no huelan a podrido. ¿Estoy todavía a tiempo de aprender a vivir sin negarme a la vida? 

Señor mío y Dios mío... ¡Señor mío y Dios mío... también mío!


miércoles, 4 de julio de 2012

Cipreses.


Alargados, puntiagudos como lanzas... Es el paisaje de fondo cuando escribo. Hoy relleno. Necesito teclear porque sé que después me sentiré mejor. Mañana llega la pequeña de la maleta grande, pero se va otra vez el sábado. Veo, veo... ¿Qué ves?... una cosita que... tiene pies...Y el grande-niño batallando con el curro ; en sus curros tenemos siempre el alma metida toda la familia. ¿Durará? Ayer le dijeron que era un desastre pero... ¡es el que más vende! No termina la cuerda. Me gustaría saber dónde tiene el almacén de repuesto. Casi seguro que en el corazón y en el "orgullo" torero de que esta vez sí. Se lo quiere demostrar a sí mismo. 

A los medianos se les nota en la mirada el corazón partío. Amores juveniles con ancla pesada. Brillo en los ojos. Los hace más guapos; también más embobados... Echan de menos y desaparecen con el teléfono... Y en ellos veo esa ilusión. Es bonito... También yo lo pasé. Y también nosotros teníamos días de añoranza por la distancia.

Hoy bochorno. Los cipreses son más verdes a medida que desaparece el sol. Apenas se mueven.  No sopla la brisa del mar. Algún movimiento brusco cuando las ardillas recorren el tronco. La punta hacia arriba, como aquellos de Gironella... que creían en Dios.

Pues eso...

domingo, 1 de julio de 2012

1 de julio


Preparados-listos-ya. La pequeña de la maleta grande, por supuesto, no está en casa. Agenda apretada la de la chiquitina. Algún día descubrirá sus "américas" particulares... como Colón... aunque el pobre creía que estaba en las Indias. De niña de colonias a monitora de colonias. Apenas dormirá, pero está en su hábitat preferido. El niño-grande ya hace una semana que curra. Y los demás empiezan mañana. Fiuuuuuuu... Diáspora. 

Ha sido un curso provechoso, de esfuerzo y resultados proporcionados. Hoy LA ROJA nos viene como anillo al dedo. El pistoletazo de salida con celebración... gane o pierda. Con pizza casa di mamma Mafalda, bebidas elegidas, chips con mostaza y palomitas. Hoy el clima también se está portando. Una tregua necesaria después de tantos días de calor asfixiante. 

Este verano querría saborearlo. Con poca tele, cena al aire libre, tropezando con las palabras de todos ellos cuando cuentan los avatares del día. Final de la jornada en casa con descanso reparador. Una comida juntos... aunque sea tarde. Buenos propósitos para el mes que empezará a notarse mañana. Aunque del dicho a hecho... ¿Podría ser esta vez que el trecho sea de un palmo?

Bienvenido julio, roturando la tierra con la mirada puesta en el cielo.


sábado, 30 de junio de 2012

Quién consuela a quién.





Después de una hora larga vaciando con dificultad, ella también se descompone. Estamos como hace tres años... en ese punto de reconstrucción... Es humana y se está preparando para iniciar un duelo que no tardará en llegar. Papá se nos acaba... Está muy justito. Pero esta doctora es una profesional como la copa de un pino. Y humana, muy humana. Quin parell de bledes!!! 


Me dio la sensación de que ahora, más que nunca... ahora que la vida de su padre se acaba... se empeña aun más si cabe en que sus pacientes vivan. Escruta, penetra ... hasta dar con el meollo. Y qué meollo más feo. Nos hemos cascado un abrazo. Hay que volver a empezar...Begin the beguine...







martes, 26 de junio de 2012

Agazaparse.

Fotografía extraída del blog Yo, Samurai.


¿Es de cobardes? Creo que es el resultado de un punto de lucidez. Ahí no. Hoy... no.  Agazapada. Mojada en el charquito de plástico que refresca la piel que arde... también por la ola de calor. El día pasará y la dermis del alma seguirá cicatrizando. Y cuando llegue la hora estaré sola. Me arrodillaré por todo lo recibido de mi Padre Dios. Hoy también. Tal vez se me escape una lágrima salada y me duela la herida. Es bueno. Se está cerrando. Creo o querría creer que está ya desinfectada. 

Querría... quiero celebrar la vida. ¿Puedo? ¡Puedo!


domingo, 24 de junio de 2012

Conatos de libertad.


Eso me pareció ayer. La ilusión de una velada que nos hacía mucha ilusión. Los dos solos, sin retahíla y con la mejor gente. Esa gente amiga que saca de ti lo mejor, que acoge y en ningún momento te fuerza a que dejes de ser tú. Parece sencillo. Pues no lo es. Cuando estamos con ellos no se tensa ni un músculo... y por un rato olvidas que eso solo es una escapada. 


Es un conato. La Cenicienta siempre tiene las horas contadas. Regresar a casa es una lotería. 

No la toques más... 
Que esta no es tu canción. 
Ni eres viejo ni perdedor ni estás derrotado.
Ni te sienta bien. 
No lo hagas más... 
No hace falta que tu niñez siempre vuelva a tocar contigo...
Que la cuerda ya está suficientemente tensa... 

A pesar de todo y con todo... aunque hoy me cueste, hoy más que otras veces, verbalizarlo... te quiero. Porque existes. Y todo lo que parece una resta... se te ha sumado en humanidad, niño-grande.


viernes, 22 de junio de 2012

En la noria.


Estás arriba y estás abajo. Ves a la gente de cara o desde la lejanía. Las bajadas comprimen el estómago y es en ese vértigo cuando lo razonable resulta irracional para el que te escucha... si te escucha... si tienes la fortuna de que alguien que te importa te escucha... Y como en la noria, al día siguiente estás arriba con la certeza de que en cualquier momento vas a volver al suelo; la maquinaria está programada para ello. 

Quien vive así no tiene palabra, no cumple, no puede atar nada... ¿Estaré en la cumbre o iniciaré de nuevo la inevitable bajada? Quien está así, aguarda que se presente la esperanza intermitente... o grita o calla... La noria de feria de barrio luce hermosa por la noche, con colorines y aspavientos y risas juveniles. Los críos y los enamorados se bajan y compran nubes de algodón azucaradas y dan un paseo por las calles con las manos enlazadas. El que se quedó pretende hacer lo mismo. Intenta desasirse de las cadenas, pero el cerrajero murió hace tiempo. ¿Y para qué sirve este invento?

jueves, 21 de junio de 2012

Vuelta atrás.


Me acostumbré al aire acondicionado. Y cada año ... yo tan ricamente y mi familia enfriada, con chaquetilla de lana. Todavía no he abierto el pico ni se ha mentado el tema. El calor empezó a dejarse notar hace poco; ahora ya acabo empapada con el quehacer mínimo y obligado. De momento estudio un sistema para crear corriente de aire, pero la puerta de la cocina no aguanta abierta... Ningún problema. La he suprimido; esa ventana es el punto estratégico donde se genera la tal corriente. Los ojos como platos cuando los habitantes han observado que no hay obstáculos para entrar. Pasar del todo-cerrado al todo-abierto. De acuerdo. Es más saludable. Y me empujará a abandonar el eterno refugio de las paredes del hogar. Y casi me obligará a fundirme con el agua del mar. He decidido "aguantar". Y esta vez en serio. 



domingo, 17 de junio de 2012

Días previos...


Otro domingo... pero distinto. La Santa Misa en la parroquia, donde de costumbre, aunque intentando no acostumbrarme. Esa diáspora familiar típica de los días previos a los finales. Y no se han hecho la cama. Y el chavalote ni ha ventilado el dormitorio. Tampoco la pequeña de la maleta grande. ¿Me enfado? ¿Muchísimo? Me da que van a ser palabras que se las lleva el viento. Aunque sea antes de acostarse, cuando tengan la sensación de que las horas han sido de 60 minutos aprovechados... Hasta entonces hay tiempo. No me enfado. Hablaremos... Mejor así. 

Hace días que pienso en el punto medio. Supongo que la responsabilidad llega cuando algo lo haces tuyo. Y cargas con las consecuencias de tus actos. No se muere nadie por no hacer una cama. Des-dramatizar. Des-cuadricular. Es importante  que cada uno sea consciente de que un hogar, el calor y la armonía de un hogar... es cosa de todos. No sirve el ordeno y mando. Ei... Tampoco se trata de buenismo, permisivismo  o cualquiera de los "ismos" de los que tanto saben los teóricos de la educación... en teoría. Lo único que tengo claro es que quisiera desterrar el dicho "el ojo del amo engorda al caballo". ¿Y cuando el amo desaparece? ¿Qué sucede cuando la figura del padre o de la madre no supervisa durante unos días? Asumir los deberes (que los derechos se los saben de carrerilla) es cuestión de paciencia ... de conceder el tiempo necesario para que se asimilen, se digieran... e ir por delante. "Las palabras son enanos; los ejemplos son gigantes", reza un proverbio árabe. Listos esos árabes que nos traen de cabeza.

sábado, 16 de junio de 2012

Declaración de intenciones...



"He muerto y he resucitado.
Con mis cenizas un árbol he plantado,
su fruto ha dado y desde hoy algo ha empezado.

He roto todos mis poemas,
los de tristezas y de penas,
lo he pensado y hoy sin dudar vuelvo a tu lado.

Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.

Ya no persigo sueños rotos,
los he cosido con el hilo de tus ojos,
y te he cantado al son de acordes aún no inventados".

miércoles, 13 de junio de 2012

"Amar lo que tenemos y lo que somos..."



Lo acabo de leer en una bitácora de una mujer que escribe como los ángeles.... si es que los ángeles escriben.  


Amar lo que tenemos se me antoja fácil cuando se tiene -y siempre se ha tenido-  lo justo. Y si no se tiene, la imaginación corre con los números rojos. En el fondo, no hay tantas cosas absolutamente necesarias. 

Lo que somos.... Corrijo, que el ser humano no es un conventillo. Lo que soy, ¿es amable? ¿Hoy y ahora, en circunstancias X... en momentos en los que la voluntad no discierne Y de Z...? Vale. Abrir el almario ahora me resulta más fácil. "Eres, aunque todavía no sabes quién", dixit mi querida "facultativa". Supongo que tampoco soy, por ello, una extraterrestre; todo está inventado. Pero estas habas las tendré que cocer yo. Aquí no valen repuestos ni relevos. Hasta la fecha no tengo noción de haber vivido un zarandeo existencial. Tarde, pero ha llegado. ¿Es bueno? ¿Es saludable? Es.  De momento. Y no creo en el azar. Lo único que saco de esta experiencia es que se sufre como si te arrancaran poco a poco la raíz casi pegada a esa zona de confort de tierra seca, cuarteada... Por lo visto no ha llovido desde hace muchos años. Un día descubres que tienes sed, mucha sed. Sabes que ahí no hay agua y puedes morir deshidratado. Todavía eres, estás... pero no en la ubicación que te pertenece a pesar de que ignoras cuál es la tuya. Tiempos en los que no caminas, no ves, no sabes... El amor no es genuino si no brota de la verdadera identidad. En palabras de San Agustín : "Dios es más íntimo a nosotros que nosotros mismos". Creo que Él me concederá la gracia de reconocer las señales donde podría situarse el oasis en la travesía del desierto. No se te ahorrará nada. Mientras dura, tragas polvo. Y la esperanza se empaña. Y la caridad muestra sus heridas ... las reales, las que quizá nunca habían sido destapadas. 





lunes, 11 de junio de 2012

Mercadeo...



Y por eso mi guitarra también llora. Es un lamento escondido. Nadie me dijo que debería asistir como espectadora, sin derecho a voto... casi sin derecho a voz ... de intuiciones que no son certezas absolutas.
Si el sueño de la razón produce monstruos, el de la sinrazón provoca lágrimas amargas de impotencia. Dios te ampare y te proteja, pequeña. Yo, con esta puerta oxidada que nos distancia, no puedo.

jueves, 7 de junio de 2012

Días duros.



Primavera con retraso y experiencias patológicas distintas. No sé afrontarlas. Es todo tan nuevo... La calle es un peligro potencial y el hogar un refugio peligroso. La primera vez que el dolor es vacío insufrible. La primera vez que no atisbo el lugar donde se esconde el alma. Y necesito el alma para salir del encierro existencial. El alma que tiene ojos para contemplar el latido de lo invisible y lo eterno. Lo que sacia sin saciar. 


Entiendo la desesperación profunda de quien no puede sacar las manos de los bolsillos para señalar al cielo. Es la primera vez. También la primera vez que el pánico a la soledad ronda en mi vida y tengo miedo de tanta ausencia... miedo de ser yo quien quiera definitivamente acabar con ella. La nada no existe. Sí existe. Incluso podemos tomarle medidas...altura, volumen, peso... Porque la nada es un hueco donde antes residía la respuesta a las grandes cuestiones del hombre. Alguien, algo... no sé... ha cavado con ahínco. 


Deseo poder seguir musitando...Señor mío y Dios mío...



lunes, 4 de junio de 2012

R. Retegui... !!!



A veces pienso que lo que se estropeó en la edad del asentamiento de la persona... no se apaña en toda una vida. Si acaso, algún que otro zurcido "sirve" para ir tirando. 


"...la criatura humana tiene una dinámica interna propia que hace que si sus acciones no son conformes a su naturaleza libre, su misma naturaleza orgánica puede llegar a resentirse gravemente."

"Cuando los seres humanos están en un ámbito en que la libertad es dificultada, su constitución anímico corporal se resiente de diversas maneras. Una de ellas es, sin duda, la depresión. Pero otros trastornos funcionales, especialmente los que radican en las funciones digestivas, como la anorexia o la bulimia, tienen seguramente el mismo origen. Entonces para curar estas disfunciones, no bastan los remedios farmacológicos o psicológicos concretos, porque su raíz se encuentra en el modo como la persona se sitúa en el mundo o en la existencia."

"Si la naturaleza teleológica humana no es fielmente respetada, sus disfunciones podrán repararse relativamente en el nivel biofisiológico, pero los desequilibrios de fondo quedarán intactos y continuarán distorsionando más o menos gravemente los componentes o elementos vitales de la persona" (Ruiz Retegui)


lunes, 28 de mayo de 2012

Lo siento, Covey...


Me parece que me lo he cargado "fusilando" uno de sus párrafos densos, densos... Esta vez, algo más de ir por casa y no por ello menos certero. 

Primero recorres Leroy Merlin, Bauhaus y similares en busca de la escalera más alta. Encuentras una extensible que te cabe en el coche. Empleas más tiempo en el hallazgo y en colocarla de tal forma que, al apoyarla en el muro, corras el mínimo peligro posible. Unos zapatos con suela de goma y unos guantes que se agarran bien al metal. Un, dos, tres, cuatro... con cuidado, que resbala... cinco, seis... muchísimos peldaños. El sol te da en la nuca y sudas como un pollo. Y sigues... Llegas por fin a la meta. Desde arriba verías todo el panorama nítido...Eso te habían contado. Lástima que has obviado un pequeño/gran detalle: el paso previo. ¿En qué pared debía descansar la escalera? Subir es agotador, esforzado... pero no es lo más importante si al final de la ascensión hay un muro más alto que no te permite ver nada.

No encuentro la cita... 


domingo, 27 de mayo de 2012

Aprendiendo... de Covey.


"No somos omniscientes. Nuestro conocimiento y comprensión de los principios(1) correctos están limitados por nuestra falta de conciencia respecto de nuestra naturaleza y del mundo que nos rodea, (...).

Esas ideas se aceptarán durante una temporada, (...) pero no habrán de durar, porque sus cimientos son falsos.

Somos limitados, pero podemos hacer retroceder los límites. La comprensión del principio de nuestro propio desarrollo nos permite escoger PRINCIPIOS correctos con la confianza de que cuanto más aprendamos, con mayor claridad podremos enfocar la óptica a través de la cual vemos el mundo. Los principios no cambian; la comprensión que tenemos de ellos, sí"

(1)"Los principios no son valores. Los principios son el TERRITORIO. Los valores son LOS MAPAS (...)Los MAPAS correctos influyen en gran medida en nuestra efectividad personal, mucho más que cualquier cantidad de esfuerzo consumido en cambiar nuestras actitudes y conductas"




sábado, 26 de mayo de 2012

Aprendiendo...



Robert Doisneau
Me dicen hace un tiempo que firmaría en un ladito el estribillo de la canción de Drexler y... ¡vamos! No... Qué verdad "nunca digas nunca jamás". Cuando el entendimiento está alborotado por percepciones alojadas en la memoria interna y el paso del tiempo las ha deformado hasta el esperpento..."no pienses de más". Porque el sueño de la vigilia, la sinrazón con pretendida razón... "produce monstruos"

No me importa estar sola. Cada día que pasa es más frecuente... Pero empiezo a tener respeto por estas tardes eternas en las que el barullo propio de mi hogar da paso al silencio sepulcral. Sin apenas moverme recorro el mundo y sus contornos... y cada vez me gustan menos. La presión es una fuerza sin manos que comprime unos instantes un cosmos subjetivo... y desaparece. Si la zozobra de la  mente pudiera desatarse y pintar la estancia... sangrarían los muros como una cascada de lamento ciego. Recuerdo a un periodista de prestigio que alguna vez, leyendo determinados posts, preguntaba la causa de unas tristezas que no alcanzaba a comprender. Y yo... seguro... tampoco sabría despejar su incógnita. 

"No pienses de más...
cuando te quedes sola.
(...)
No dejes pasar las horas.
La vida es así.
Cambia el viento.
Cambia la estación.
No siempre se encuentra 
una razón..."

Tal vez , de cuando en cuando, habrá que admitir que "no siempre se encuentra una razón". OK, Drexler.

jueves, 24 de mayo de 2012

Hay gente así.

Fotografía: David Newton

Muy cerca. Que se va ... cuando tú permaneces. Y llega ... cuando ya te ibas. Y dices ..."me quedo". Y justo entonces vuelve a partir... Despiertas y aún duerme. Cuando  te abate el cansancio, se renueva como el Ave Fénix... y tú estás pero no estás. Cuentas perdidas. Eslabones desatados. Te veo y no te puedo mirar. Secuencias aisladas...como las frases sin verbo.

Patas hasta el fondo.


Tremendo desasosiego. No sé expresarme cara a cara sin que asome la entraña por la boca. Otra vez la incontinencia verbal me la ha jugado y , de nuevo, un hijo se avergüenza de su madre. 

Tomo una decisión. Esos lugares que me descomponen solo con colocar un pie, solo con respirar el mismo aire que respira según quién, solo con atisbar miradas torcidas... no me convienen. Un repaso rápido. Necesito saber con urgencia qué es eso que me desbarata y tira de mi lengua sin que la voluntad alcance a doblarla antes de haber escupido hiel...  Rápido. Sin pensarlo demasiado: el cinismo, la intransigencia disfrazada de humanidad, una pretendida y creída superioridad moral... bfff... Eso y similares. Será eso. Y yo devuelvo  miseria con más miseria: ataques frontales, crispación y mala educación. Dios me perdone... y me ayude a afinar esas cuerdas que estropean cualquier melodía cada vez la intento rasguear...


martes, 22 de mayo de 2012

Mayo...


que es el mes de muchas cosas. De la Virgen María, de la primavera en todo su esplendor... demasiado esplendorosa a veces... del IBI, de la declaración de la renta, de ganas de devolución de la renta, de Primeras Comuniones y comuniones que son festines en toda regla con regalos de diseño para los niños/as que se creen que son príncipes por un día, de... EXÁMENES, que ahí quería llegar y lo dejo para el final. Mis hijos en capilla. Dándole. Que estoy muy agobiado/a. 

Me resulta imposible no mirar hacia atrás y recordar esas épocas en las que yo también me examinaba pero DE TODA LA MATERIA. Globales de verdad. Aunque hubiera sacado la asignatura con nota a lo largo del curso. Y daba tiempo incluso a lanzarte con trabajos de diversas materias...  Pienso qué punto marca la diferencia entre el mínimo estrés necesario para mantener el ritmo y el agobio-asfixia-angustia de los buenos estudiantes de ahora. No estudian; engullen. Las pruebas son similares al vómito de una mala digestión. Y ya se sabe que lo que se vomita... no se ha quedado en su sitio. El curso académico -incluyo el Bolonia- parece una carrera de saltitos y parones bruscos. Hace unos años calculé que mi hija universitaria había empleado más horas de Bachillerato en ¿controles escritos? que en horas de clase. Tantos años con inmediatez y urgencia sin poder asomar ninguna inquietud intelectual por la que valiera la pena detenerse a "buscar"... ¡Pena de librería...! 

La semana pasada descubrí que la bachiller de humanidades no había estudiado jamás el Siglo de Oro, no sabía enumerar ni un solo autor de la generación del 98, ni flores del Mester de Clerecía  y de Juglaría... No seguí preguntando porque las piernas se dirigían como una autómata camino de la escuela... La pena es que me hubiera encontrado sola gritando a un edificio que ni oye ni contesta.

"Que no vale la pena andar por andar,
que es mejor caminar para ir creciendo..."





domingo, 20 de mayo de 2012

"Atrévete..."



La publi de Coca-Cola e IKEA es otra historia. Venden valores a propósito del producto. El último de La República Independiente de Mi Casa lo he visto taitantas veces. Bien construido ... jugando con el recurso de la anáfora..."¡atrévete!" 

"¡Atrévete!
A cambiar lo que es feo.
A luchar contra lo gris.
A tener menos cosas.

Atrévete a la luz.
Atrévete a probar y a equivocarte...

¡Vamos! Abre las ventanas ... y las puertas...
¡Atrévete!

Empieza a cambiar pequeñas cosas
y a descubrir que no son tan pequeñas.

Tu revolución empieza en CASA."

¿Dónde si no? Cambiar el mundo es inasequible... y el entorno social, a veces tan materializado y deshumanizado... Vocear puede causar un impacto inmediato pero instantáneo; no perdura. El cambio, la revolución... empieza por uno mismo, en el hogar. Con el tiempo...  cada acción, actitud, gesto, mirada, palabra es capaz de sanar el corazón enfermo, sufriente... de todo aquel  con el que te tropiezas en el devenir de los hoy y ahora. 

Bingo, IKEA.